CONSULTA GRATUITA - ¡LLAME AHORA!

212-ABOGADOS o (212) 344-1000

Perforación o punción de órganos

Perforación o punción de órganos

La punción y / o perforación de órganos durante la cirugía es un problema de negligencia médica. Tanto los médicos como los pacientes comprenden que todo procedimiento quirúrgico conlleva cierto riesgo. La práctica continua, la innovación en las técnicas quirúrgicas y el avance tecnológico en el equipo quirúrgico a lo largo de los años han permitido a los médicos y cirujanos minimizar los errores durante la cirugía.

Sin embargo, esto no garantiza que todas las cirugías se desarrollen sin problemas. Cuando cualquier problema durante la cirugía se origina como resultado de un acto de negligencia por parte de un experto quirúrgico, se convierte en un caso de negligencia médica. En tales casos, la persona responsable debe ser legalmente responsable por el riesgo o la pérdida de vida causada por su descuido.

Si usted o sus seres queridos sufrieron una punción en un órgano o una perforación durante la cirugía, debe buscar ayuda legal de inmediato para presentar un caso de negligencia médica y buscar una compensación por su sufrimiento.

Consecuencias de la punción o perforación de órganos

El intestino es el que más sufre como resultado de la perforación de un órgano durante la cirugía. Su estructura y longitud pueden hacer que quede atrapado fácilmente por una herramienta quirúrgica. Otros órganos que se ven comúnmente afectados son el estómago, el hígado y los intestinos. Cuando cualquiera de estos sistemas de órganos críticos se daña, los desechos humanos tienden a ingresar inmediatamente a la cavidad corporal, lo que provoca infecciones, hemorragias internas y otras complicaciones (peritonitis). Los antibióticos ayudan a tratar las infecciones intestinales.

Además, la fijación de una sonda nasogástrica ayuda a que los intestinos descansen para su recuperación. Por lo general, se realiza una cirugía para reparar perforaciones y fugas intestinales. Las perforaciones también ocurren durante el agravamiento de la colitis ulcerosa. Cuando la enfermedad dura muchos años, la pared intestinal se debilita y provoca desgarros.

Síntomas que conducen a la perforación de órganos

El aire libre en la cavidad abdominal, un signo de desgarro, se detecta mediante rayos X. Una tomografía computarizada ayuda a localizar el agujero. Los siguientes síntomas o efectos secundarios posteriores a la cirugía pueden significar que ha sufrido una perforación o punción de un órgano durante la cirugía:

· Dolor abdominal

· Náuseas

· Fiebre

· Abdomen hinchado

· Vómitos

· Disfunción intestinal

Negligencia médica que conduce a la perforación de órganos

Los cirujanos están capacitados profesionalmente para prevenir cualquier daño a los órganos internos durante o después de la cirugía. Se espera que los expertos en cirugía verifiquen y vuelvan a verificar cualquier signo de daño interno y realicen un control inmediato del daño para detener más complicaciones. Desafortunadamente, los cirujanos a menudo pasan por alto este paso durante la cirugía, lo que lleva a situaciones potencialmente mortales para el paciente.

En algunos casos, los asistentes sin experiencia que ayudan a los cirujanos pueden no tener la precaución necesaria al manipular suturas, cierres posquirúrgicos, vendajes y realización de procedimientos relacionados con la cirugía. Esto puede provocar infecciones, hemorragia interna, ruptura de suturas y más.

Llamar por ayuda

Nuestros abogados entienden cuán graves pueden ser las causas y los efectos de la perforación de un órgano durante la cirugía, para el paciente y su familia. Hable con nuestros abogados ahora para determinar su mejor curso de acción legal. Tenemos años de experiencia en el dominio de la negligencia médica y podemos brindarle el apoyo legal completo necesario para seguir adelante. Rosenberg, Minc, Falkoff & Wolff tienen oficinas legales ubicadas en Astoria, Queens, la ciudad de Nueva York y dos ubicaciones en Brooklyn. Llámenos al 212-344-1000.

¡No nos pagan hasta que usted lo esté! La consulta es gratuita.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *